abcabcabc Yo, el rey | AUGUR ◆ Estudios Visuales
Museo Nacional de Arte (MUNAL) · Yo, el Rey
Opinión 0

Yo, el rey

Por: Mtro. Fernando Herrera.

En medio de rumores de la posible presencia de don Felipe VI y doña Letizia, la semana pasada, el Museo Nacional de Arte (MUNAL) inauguró la exposición Yo, el Rey. La monarquía hispánica en el arte. La muestra pretende ofrecer un acercamiento a la construcción del imaginario en torno a la monarquía hispánica y sus titulares, desde el siglo XVI al XIX. Sin ser un relato pormenorizado, aquí algunas líneas sobre la exhibición.

Al principio del recorrido, en una sala a modo del salón de dosel del palacio virreinal de México, el visitante se topa con un sitial, se trata del trono siempre vacío en espera de una improbable y, efectivamente ,nunca materializada visita de algún titular de la Corona española, ya de los Austria o los Borbón. Si bien, el guion señala que, en la Nueva España la ausencia física del rey se suplía con símbolos y retratos, se olvidó la importancia de los escudos de armas como segundo cuerpo que llevaba la presencia regia hasta donde el monarca no podía llegar físicamente. Muy discretos, un escudo de los Reyes católicos (Isabel de Castilla y Fernando de Aragón) y algunas ejecutorias de hidalguía, declaran la importancia que la heráldica tuvo como expresión cultural en la Europa de los siglos XV y XVI.

Y así, se discurre por las demás salas, en las que podemos apreciar cuadros enconchados del Museo de América, un retrato de Moctezuma y una armadura de la Real Armería. Mención especial merece la maqueta de la escultura ecuestre del rey Carlos IV, la llamada “El Caballito”, la cual actualmente permanece en la plaza Tolsá, frente al MUNAL, oculta a los ojos de todos desde que en 2013 se convirtió en vergüenza pública cuando unos “restauradores” la dañaron con ácido al tratar de limpiarla. Irónicamente, podríamos decir que el bronce vandalizado es, de hecho, la pieza inaugural de la exposición. Sigue el recorrido con grabados, libros, un tapiz, monedas y un número importante de pinturas, entre las que destacan obras de artistas europeos y novohispanos, a saber, Giovanni Batista Tiepolo, Zurbarán, Antonio Moro, Alonso Sánchez Coello, Gaspar de Crayer, Juan Correa, Jan Ranc, Juan Patricio Morlete, Velázquez y Goya.

Para terminar el recorrido se dispuso el sorpresivo núcleo temático denominado “Ecos de la monarquía en el México independiente”, en el que se presentan obras que se refieren a los efímeros I y II Imperio Mexicano, encabezados por Agustín de Iturbide y Maximiliano de Habsburgo. De esta sección me parecen destacables, positivamente, los retratos atribuidos a Santiago Rebull, no así una representación del fusilamiento en el cerro de las Campanas. En fin, después de recorrer la exposición no es extraño tener una sensación de déjà vu… Improbable lector, si tuvo oportunidad de visitar el MUNAL en el ya un poco lejano año de 1999 sabrá de lo que hablo. Como recomendación, vaya usted con una mirada pictórica más que intelectual o académica para disfrutar aquellas obras de colecciones extranjeras y particulares que están de visita en la capital mexicana, la otrora “Muy noble, muy leal e imperial ciudad y corte de México”.

You Might Also Like

Sin comentarios

Deja tu comentario