abcabcabc La cotidianidad y el “escándalo” en la obra de Takashi Yasumura | AUGUR ◆ Estudios Visuales
Arte contemporáneo 1

La cotidianidad y el “escándalo” en la obra de Takashi Yasumura

Por: Andrea García.

“El arte se caracteriza por las diferentes posibilidades para la percepción de la realidad y,
por ello, puede cambiar la manera en la que vemos al mundo.”

Happiness: A Survival Guide for Art and Life
Minoru Mori

Yasumura: Domestic Scandals

La fotografía puede ser utilizada no sólo con fines de documentación, de hecho, intervienen demasiado otros factores, aún así, la fotografía será utilizada sólo con fines de registro que afectarán nuestra percepción de la escena mostrada ante nosotros, como el espacio que se esté capturando, la información que tenga el espectador sobre la fotografía y, en numerosas ocasiones, el título que se le dé a ésta. El arte conceptual hace énfasis en el lenguaje para transmitir la esencia de la obra, la cual, no necesariamente debe obedecer a los cánones de estética que comúnmente se siguen y que afectan nuestra capacidad de observación de la obra en sí; estos mismos factores, afectan a la fotografía también. Para algunos artistas japoneses, la cámara ha sido una herramienta significativa para redimensionar su realidad. En el presente texto se revisará la obra del fotógrafo Takashi Yasumura (nacido en 1972 en la prefectura de Shiga, Japón), con especial atención en la exhibición titulada Domestic Scandals (1998-2005). Se observará y tratará de explicar la obra desde el punto de vista de los críticos que escribieron los textos que acompañan el catálogo homónimo de la exposición ya mencionada, contraponiendo las diferentes posiciones que toma cada autor en torno a la obra. Finalmente, se considerará en qué forma utiliza Yasumura la fotografía para situarlo, parcialmente, dentro del arte conceptual.

Yasumura: Tres visiones del hábitat y sus habitantes

En el arte contemporáneo podemos encontrar una gran diversidad de manifestaciones artísticas y formas de expresión. Por medio de la experimentación creativa, se puede dar a conocer la visión individual o el mensaje que tiene cada artista para la sociedad, ya sea a nivel global o a nivel de su propio contexto cultural.

El fotógrafo japonés Takashi Yasumura creó las fotografías de su serie Domestic Scandals a partir de su estancia de siete años en la casa de sus padres en la prefectura de Shiga, Japón. Las fotografías que obtuvo, son sólo del interior de la casa, y en ellas, retrató objetos a manera de naturalezas muertas en las que se combinan enseres tradicionales japoneses (que el artista encontraba dentro de la casa), junto con objetos modernos (no necesariamente de origen nipón), todo ello capturado a través de la lente de una cámara de 4 x 5 pulgadas.

Al examinar por vez primera las fotografías de Yasumura, podemos quedar con una sensación de vacío tanto estético como conceptual; sin embargo, si observamos detenidamente, podemos percatarnos de algunas cosas interesantes, como se aprecia, por ejemplo, en una de las fotografías más representativas de la mencionada serie Domestic Scandals: la pieza “Japanese Oranges”.

<i>Japanese Oranges</i>, 2002. Fotografía de la serie <i>Domestic Escandals</i>
Japanese Oranges, 2002. Fotografía de la serie Domestic Escandals

Los colores son brillantes y muy saturados, característica muy notoria en la mayoría de las fotografías de Yasumura. Asimismo, la imagen tiene cierta simpleza y sobriedad, como lo diría Martin Jaeggi en el texto The Calm Surfaces of Scandal. La fotografía se presenta con buena iluminación y equilibrio compositivo, no hay otros elementos que estorben a la vista para enfocarnos en todos los aspectos y elementos que se encuentran en la imagen.

Es entonces cuando nos podríamos hacer las siguientes preguntas: ¿Dónde se encuentra el elemento discursivo en esta obra?, ¿Me quiere decir algo?, ¿Por qué el artista se enfoca en elementos tan cotidianos y además los plasma de manera tan sencilla, poco excepcional? Estas preguntas, entonces, pueden llevarnos a pensar que la obra carece de valor, podríamos pensar que son fotografías demasiado banales o que incluso, podríamos reproducirlas con objetos de nuestro propio hogar; no obstante, el artista trata de reflejar en sus obras algo extraño, que aunque a nosotros nos parezca tan natural, es evidencia de algo más.

Martin Jaeggi, autor del primer texto del libro que aborda el trabajo de Takashi Yasumura, califica la colocación de los objetos en las fotografías como “austera y precisa”. Para este autor, el escándalo es visible en la obra misma, ya que no hay sentimentalismos ocultos ni secretos; Yasumura retrata los aprisionamientos de la clase media occidental y cómo esto mismo se ha colado en la vida cotidiana de la sociedad japonesa, a su vez, demuestra la lenta pero existente erosión de la vida tradicional y este es el “escándalo” que permea en las fotografías de Yasumura; mientras más miramos los objetos que se encuentran en la imagen, más nos damos cuenta de lo extraños, pero aún así familiares que son entre sí.

Sus fotografías parecen como si hubieran sido tomadas en le escena de un crimen: son sobrias, bien iluminadas y precisas. Y aún así, los objetos en las fotografías no muestran ningún signo de uso ni ofrecen ningún secreto sentimental, no importa por cuánto tiempo las miremos.

[…] El escándalo que documentan es la lenta erosión de las formas tradicionales de vida japonesa, el triunfo global de los aprisionamientos del estilo de vida clase-mediero occidental y sus promesas de modernidad y conveniencia. [1]

<i>A Bonsai Tree and a Watering Hose</i>, 1998.<br />
fotografía de la serie <i>Domestic Escandals</i>
A Bonsai Tree and a Watering Hose, 1998.
fotografía de la serie Domestic Escandals

Esta es una visión distinta de la que plasma Akihito Yasumi, autor del texto Friendship with the World of Things. Lo que Yasumi apunta en la obra de Yasumura es la desaparición de la naturaleza en la vida diaria, demostrada en la forma en la que los colores –tonos muy brillantes- rodean el entorno casero. Se percibe incluso la des-individualización a través de los objetos, ya que apreciándolos en las fotografías no podemos más que observar al objeto en sí; es decir, es difícil imaginar a las personas que hacen uso de ellos y que también habitan la casa, sería incluso complicado identificar la nacionalidad de tales personajes de no conocer de antemano la procedencia del artista; es la realidad del mundo de los objetos que se vuelven sujeto absoluto de la imagen y que cobran vida propia.

Si debiéramos encontrar algo en las fotografías de Yasumura, no son los significados detrás de los sujetos, sino las ´fotografías mismas´ que se han vuelto invisibles al superponerse con su propio tema. Sobra decir, que la fotografía no es una realidad en sí misma sino una imitación o mímesis de ella, y es así que surge la pregunta de qué ´realidad en sí misma´ es. Consecuentemente, podríamos decir que el mero deseo de tomar fotografías crea este extraño mundo de objetos.

[…] De cualquier forma, lo que emerge del trabajo de Yasumura no es una Mirada cínica de la realidad y la ilusión, sino una búsqueda esencialmente política de parte del fotógrafo que continúa siendo humano ante los objetos que aparecen totalmente indiferentes a nosotros – el descubrir la señal de una amistad con este desconocido mundo de peculiares objetos. [2]

Incluso en la fotografía A Father -también de la serie Domestic Scandals- se observa a un hombre expuesto como objeto, sin expresión, completamente inmutable y ajeno al espectador.

<i>A Father</i>, 1998.<br />
fotografía de la serie<br />
<i>Domestic Escandals</i>
A Father, 1998.
fotografía de la serie
Domestic Escandals

Shino Kuraishi, autor de Family Home, or the Stage of Representation, nos presenta una crítica conciliadora de las dos visiones de los autores mencionados antes en relación con la obra de Takashi Yasumura. La casa está habitada por objetos, en ningún momento se nos presenta el más mínimo indicio de lo humanos que la ocupan, incluso en la fotografía A Father (1998), no podemos saber si esa presente pertenece o es ajena al espacio doméstico en el que se presenta; simplemente, está ahí. La obra entonces exhibe a la casa como una especie de pseudo-ecosistema que tiene vida propia y de qué manera los objetos son los invasores que se van “apropiando” de ella.

¿Qué es un ´hogar´ familiar? Incluso hoy, el hogar familiar es todavía un ambiente en el que aquello que se continúa convirtiendo en viejo sigue acumulando estratos y mantiene su propia homeostasis. Es tan real y natural como si de un pseudo-ecosistema se tratara.

[…] Yasumura hace del kitsch –aquello en sí mismo un valor desgastado y anti-estético- funcionar desde un ángulo fresco. Nos hace caen en la cuenta de que lo kitsch como objeto material aún tiene posibilidades de expansión marginal.

[…] en suma, las fotografías de Yasumura no están desfamiliarizadas con el emerger de lo ´misterioso´ ni con la transformación de aquello que es  familiar y ordinario para nosotros. […] Aquello que ya ha sido divulgado, reaparece en una  ligeramente diferente posición y en un ligeramente diferente tamaño. [3]

Si continuamos observando con atención, a nuestra mente llega una idea de kitsch cuando miramos estas fotografías, remitiéndonos a la idea de un objeto cotidiano vuelto arte, que bien podría no tener nada de artístico o estar completamente descontextualizado; esto lo lleva a tener un valor distinto, con respecto a este punto, Shino Kuraishi afirma que Takashi Yasumura expresa el kistch en una forma nueva.

<i><i>Stapler</i></i>, 1998.<br />
fotografía de la serie <i>Domestic Escandals</i>
Stapler, 1998.
fotografía de la serie Domestic Escandals

Yasumura desafía nuestra concepción de arte, se podría pensar, en una manera similar a la que la hiciera Marcel Duchamp, por medio del encuentro con un objeto completamente familiar y cotidiano para nosotros, dotándolo de una perspectiva diferente. El artista, reta al acercamiento convencional que se tiene con la fotografía artística, en el cual se retratan lugares o personas queridos. Por un lado lleva a cabo una especie de documentación del “escándalo” que ocurre en esa casa habitada, y por el otro, no sólo utiliza elementos visuales con la composición –apoyada por los colores que retrata-, sino que también apunta hacia nuestra propia mente, ya que la interpretación que le podamos dar a estos objetos tan comunes para nosotros, es el elemento importante en su fotografía. Yasumura se vale del título de sus obras para que adquieran otra dirección y otra significación, tal y como sucede en algunos ejemplos del arte conceptual. Su obra podría ser tildada de minimalista, lo que está a la vista es en lo que debemos fijar la mirada, lo cual es toda la fotografía, porque a fin de cuentas,  son pocos los objetos representados en ella.

Yasumura: La interpretación de la realidad

La fotografía, así como la realidad, puede ser engañosa; en donde nosotros vemos un objeto común y corriente, puede estar encerrado un discurso, una idea de mayor valor que probablemente merezca la pena ser re-observada, reconsiderada y analizada.

Aunque a simple vista no se encuentre un sentido a la obra de un artista como Takashi Yasumura esto no significa que carezca de significado, de importancia, o que sea mala; al contrario, es un reto, una proposición, la cual está ahí y no se nos está ocultando. Es la tarea y responsabilidad tanto del artista como del espectador, buscar el significado que una obra tiene por ofrecer, el cual, no es imposible de encontrar.

“La fotografía dota a los objetos de una nueva vida. Al mismo tiempo, transforma a humanos y otras creaturas vivientes en una imitación artificial” Akihito Yasumi

Es en las fotografías de la serie Escándalos Domésticos, en donde podemos encontrar los elementos más interesantes de la obra de Yasumura, ya que no presentan un factor obvio a primera vista; hay que buscarlos, contextualizarlos y confrontarlos con las ideas previas que nosotros tenemos sobre lo que constituye a una obra de arte, para finalmente, darnos cuenta de que existe un panorama más amplio y muchas más posibilidades artísticas de las que creíamos conocer y comprender.

Mientras que para algunos, es más apreciable la crítica a la globalización que exalta a la cultura occidental; para otros, es más notorio el encuentro entre conceptos y culturas. Algunos, se enfocarán más hacia el aspecto visual de la obra y otros más hacia su parte discursiva; a su vez habrá quien dé más peso al concepto, al fondo, a la naturaleza o en la ausencia de ella. En fin, cada quien le dará diferente peso y significación a los aspectos de la obra, lo que demuestra la variedad y riqueza discursiva que una serie fotográfica puede llegar a tener, incluso siendo algo tan -aparentemente- simple a primera vista.



BIBLIOGRAFÍA


  • Yasumura, Takashi. Takahi Yasumura: Domestic Scandals. Tokyo: Osiris, 2005. [Con los textos: “The Calm Surfaces of Scandal”, de Martin Jaeggi; “Friendship with the World of Things”, de Akihito Yasumi” y “Family Home, or the Stage of Representation”, de Shino Kuraishi].
  • Sterns, Robert. Photography and Beyond in Japan. New York: Hara Museum, 1995.
  • Mori Art Museum. A survival guide for Art and Life. Tokyo: Tankosha, 2003.
  • LaSala, Anthony. A Still Life Less Ordinary. PDNonline. Online interview with the Mueum YossiMilo, pdn onlilne-photo district news. Julio 17, 2007.
  • Singleton, Douglas.  Takashi Yasumura: Domestic Scandals. FOCUS-Fine Art Photography Magazine. Agosto 2007.
  • Stangos, Nikos (ed). Concepts of Modern Art. [Texto de Roberta Smith “Conceptual Art”]. España: Themes and Hudson, 1988.

Fotografías capturadas del sitio: www.takashiyasumura.com


NOTAS



[1]  “His photographs look as if they had been taken on the scene of a crime: they are sober, well lit, and precise. And yet, the objects on the photographs show no sign of use and yield no sentimental secrets, for however long we might look at them.

[…] The scandal they document is the slow erosion of traditional Japanese ways of living, the global triumph pf the trappings of Western middle-class lifestyle and it promises od modernity and concenience.”

Martin Jaeggi en The Calm Surfaces of Scandal.

[2]  “Rather if there is something we should find in Yasumura`s photographs, it is not the meanings behind his subjects, but the ´photographs themselves´ that have become invisible by overlapping with their subject matter. Needless to say, photography is not reality itself but an imitation or mimesis of it, and thus raises the question of what ´reality itself´ is. Consequently, we could say that the very desire to take photographs creates this strange world of things.

[…]However, what emerges from Yasumura´s works is not a cynical view of reality and illusion, but an essentially political pursuit by the photographer who continues to be human in the face of things that are totally indifferent to us –to discover the sign of a friendship with this unfamiliar world of quirky things.”

Akihito Yasumi en Friendship With the World of Things.

[3]  “What is a familly ´home´? Even today, the family home is still an environment where what is becoming old accumulates in layers and maintains its own homeostasis. It is both real and natural as if it were a pseudo-´ecosystem´

[…] Yasumura makes kitsch -itself already a worn-out anti-aesthetic value- function from a fresh angle. Thus he makes us realize that kitsch as a material object still has possibilities for marginal expansion.

In this explicitly theatrical space, ´backgrounds´ express the qualities of the family home even better, or of the family home as a ´natural´ habitat.

[…] In addition, Yasumura´s photographs are not unrelated to the emergence of ´uncanny´, or to a transformation of what is ordinary and familiar to us. (…) What has already been disclosed reappears, in a slightly different position and in a slightly different size.”

Shino Kuraishi en Family Home, or the Stage of Representation.

You Might Also Like

1 Comentario

  • […] La cotidianidad y el “escándalo” en la obra de Takashi Yasumura […]

    Responder
  • Deja tu comentario